7 Maneras En Las COVID-19 Está Cambiando los Hábitos de Consumo de Vino

¿Los consumidores están gastando más o menos en vino? ¿Aumentará la popularidad del comercio en linea o los bebedores de vino seguirán prefiriendo los canales tradicionales? La Inteligencia del Vino observa ocho formas en que la pandemia de coronavirus ha cambiado – o está cambiando – los hábitos de los consumidores regulares de vino.

Al menos para el mercado estadounidense, la pandemia y sus impactos en el consumo de bebidas alcohólicas estarán con nosotros por algún tiempo.

Los consumidores de vino siguen disfrutando de una copa de vino al final de un largo día y los canales en línea están viendo un aumento en las ventas de vino, especialmente de los bebedores de vino más jóvenes, acaudalados y residentes en las ciudades.

Los datos publicados desde entonces que muestran que los volúmenes de ventas se mantuvieron -un auge de ventas fuera de premisa- más o menos compensando la pérdida de ventas en el local- mientras que el valor (y especialmente los productos de alto valor) disminuyó, reflejaron en gran medida las percepciones que estábamos viendo de los consumidores.

1) Más Ocasiones para Beber Vino en Casa

Los bebedores habituales de vino aumentaron su promedio de ocasiones de beber vino durante la cuarentena. En octubre de 2019, los bebedores habituales de vino informaron de que consumían vino una media de 9,3 veces al mes; mientras que durante los cierres de marzo de 2020 esto se elevó a 9,7

Las mayores ganancias para el vino provinieron de ocasiones casuales en el hogar no relacionadas con la comida, como beber mientras se pone al día con los amigos o la familia en línea o por teléfono, o beber durante el día fuera de las comidas, mientras que los consumidores también siguieron disfrutando del vino en el almuerzo y la cena.

2) Compras Arriba

Al igual que la cerveza y (en particular) las bebidas no alcohólicas, el vino se benefició del aumento de las compras en linea durante las medidas de cierre de marzo/abril de 2020.

Aunque no alcanzó el mismo nivel de compras de agua embotellada y refrescos, esta bebida sí vio un aumento en las compras.

3) Ligera Reducción del Gasto

En el encierro, los consumidores redujeron marginalmente su típico gasto en vino. Sin embargo, los bebedores de vino más jóvenes y más involucrados, que ya gastaban en el extremo superior del espectro, en realidad aumentaron su gasto por botella.

4) Más Compras en línea

Debido a las restricciones de cierre, el uso de canales online para comprar vino aumentó drásticamente entre los bebedores de vino habituales. Mientras que compraban menos a través de otros canales como supermercados, supertiendas, vinaterías y licorerías.

La Generación X lideró el camino en la compra online más a menudo durante el cierre.

Tras las restricciones, los consumidores preveían seguir gastando más en línea (el 30% de los encuestados dijeron que sería más probable que compraran en línea una vez que las restricciones hubieran pasado, en comparación con el 20% que dijo que sería menos probable que compraran en línea.)

5) Menos Ocasiones Sociales

Los bebedores anticipan que tomarán más bebidas alcohólicas, también piensan que van a reducir la socialización en el futuro.

Mientras que alrededor del 20% de los consumidores dijeron que es más probable que socialicen, esto fue superado por el 40% que dijo que era menos probable que organizaran una fiesta o fueran a una fiesta (ya sea en casa o en un restaurante o bar) cuando el peligro del coronavirus ha pasado y se permiten las actividades normales.

6) Menos Planes para Viajes y Eventos

Mientras que alrededor del 20% de los encuestados dijeron que es más probable que vayan a eventos, deportes y viajes en el futuro, esto fue superado por alrededor del 40% de los bebedores que dicen que es menos probable que hagan este tipo de actividades. De particular importancia es el 46% que dice que es menos probable que se vaya de vacaciones al extranjero.

7) ¿Ahorrar o gastar?

Los bebedores afirman que gastar menos y aumentar el ahorro será una prioridad mucho mayor en el futuro, aunque una cuarta parte de los encuestados creen que darse un gusto con bebidas de mejor calidad será una prioridad.

El enfoque en el futuro de ahorrar y gastar menos es una prioridad mayor entre los consumidores más jóvenes de la Generación Z.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *